Historia

El TC y una nueva era en su historia: la autofiscalización

El 20 de mayo de 1979 el Turismo Carretera disputó su primera carrera con la fiscalización de la ACTC. Una fecha que marcó el nuevo rumbo de la categoría más antigua del mundo.

La carrera número 612 del Turismo Carretera quedó enmarcada por un hecho que determinó una nueva etapa en la historia de la categoría más antigua del mundo. Ese domingo 20 de mayo de 1979, en el autódromo de Buenos Aires, la ACTC inició la etapa de la autofiscalización de sus competencias tras la ruptura con la CADAD (Confederación Argentina de Automovilismo Deportivo), entidad creada por el ACA en 1968.

La separación entre la ACTC  y la CADAD fue la consecuencia directa de las diferencias irreconciliables entre ambas instituciones. Claro que lograr la independencia no fue sencillo, al contrario. La dirigencia teceísta, encabezada Octavio Justo Suárez, sufrió presiones de todo tipo. Y hasta las amenazas directas de los militares que gobernaban el país en esa época.

“Fuimos a La Plata a hablar con el General Ramón Camps, que era el jefe de la Policía Bonaerense, y nos apuntaban con ametralladoras. Incluso a mi taller llegaron a ir 2 Falcon a buscarme y tanto a mí como a Octavio nos revolvieron toda la casa. Ellos se creían que éramos subversivos. Pero a nosotros lo único que nos movilizaba era el Turismo Carretera y queríamos que haya carreras”, le contó a SoloTC Héctor “Laucha” Ríos, expiloto y dirigente de la entidad.  

Ríos, agregó que “nos cuestionaban porque con la autofiscalización íbamos a ser juez y parte. Pero yo me ponía el buzo de competición y me olvidaba de la parte dirigencial, como lo hacían todos los miembros de la comisión directiva. Dejábamos todo en manos de los Comisarios Deportivos”. Claro que no todos estuvieron de acuerdo con este alegato de Ríos.

Ford de Gradassi
Gradassi fue el primer ganador del TC en la era de la autofiscalización. (Historia TC)

Uno de ellos fue Héctor Gradassi, tetracampeón del TC con Ford, que ganó la primera carrera fiscalizada por la ACTC ese 20 de mayo en el autódromo de Buenos Aires. Un éxito que lo perfilaba como candidato al título, el 5° de su cuenta personal y el 8° al hilo para el equipo oficial Ford.

Pero terminó mal, porque la entidad teceísta decidió prolongar el torneo hasta mediados de los ’80, en medio de cuestionamientos y desclasificaciones de los Falcon del team dirigido por José Miguel Herceg. Una disputa que originó la salida del equipo oficial y el retiro de la actividad deportiva de Pirín.

Esto, también, forma parte de los tantos hechos históricos que se sucedieron en estos últimos 42 años desde que la ACTC gestiona sus propias competencias. Cuatro décadas en las que se disputaron más de 660 competencias. Por la que pasaron cientos de pilotos, donde la ruta le dio el paso definitivo a los autódromos, se bajaron los copilotos, se crearon categorías escuelas, llegaron los motores multiválvulas y los autos de nueva generación. Cuatro décadas donde el Turismo Carretera se consolidó definitivamente como la categoría más importante de la Argentina. 

Artículos relacionados

Volver al botón superior