Turismo Carretera

TC en Concordia: el comienzo de la era multiválvulas

El Turismo Carretera disputará la 7ª fecha en Concordia, un autódromo donde hace 7 años atrás se inició una nueva era técnica que cambió la historia del TC para siempre.

El Turismo Carretera disputará la 7ª fecha del campeonato en el autódromo de Concordia, un autódromo que quedó en la historia como el lugar donde comenzó una nueva etapa en la historia de la categoría más antigua del mundo. El domingo 22 de marzo del 2015 la “máxima” disputó su 1ª carrera con los motores multiválvulas y las estructuras tubulares de nueva generación.

Ese fin de semana, el TC inauguró oficialmente uno de los cambios técnicos más destacados de su historia. Fue el fin del ciclo de los tradicionales motores varilleros, que impulsaron a los Ford, Chevrolet, Torino y Dodge a lo largo de 50 años de recorrido.

La estadística indica que Matías Rossi (Chevrolet) fue el último piloto campeón y que Martín Ponte (Dodge) se llevó la última victoria con los históricos motores. Ambos hitos registrados en la última fecha del 2014.

El proceso de los multiválvulas se había iniciado en el año 2006 a partir de una charla que habían mantenido Oscar Aventin – por entonces presidente de la ACTC- y Juan María Traverso.  Acto seguido llegó a las manos del Puma un viejo proyecto de Jorge Pedersoli, quien junto al especialista Nicolás Colloca, fue el responsable de llevar adelante los primeros desarrollos.

Ortelli y Martínez en el podio
Ortelli y Martínez, 1º y 2º en la histórica carrera en Concordia. (J. Marchesin/SoloTC)

El proceso se extendió hasta comienzos del 2012, cuando la ACTC –unilateralmente- decidió que Oreste Berta se hiciera cargo del proyecto en La Fortaleza de Alta Gracia. “La comisión directiva consideró que los tiempos que se estaban empleando para el desarrollo no eran óptimos. Pero eso, después de un período determinado, se eligió continuar con Berta”, explicó Alejandro Solga, ex gerente técnico de la entidad teceísta.

Fue un trabajo arduo junto a Nicolás Colloca. La ACTC convocó a los motoristas pero nadie quería agarrarlo… El diseño y la construcción fue nuestra. Cuando le comuniqué a la ACTC que estaban listos, me los sacaron”. 
Jorge Pedersoli

El primer prototipo del multiválvulas se probó sobre un Falcon Laboratorio el 23 de mayo del 2013 en el Oscar Cabalén de Alta Gracia. Los encargados de realizar los testeos fueron Mariano Werner y José María López. Luego continuaron muchas horas de ensayos en el rolo y muchos más kilómetros en la pista.

Finalmente, y después de un largo proceso que llevó poco más de 9 años, los multiválvulas se estrenaron en la apertura del torneo 2015 en Concordia. Matías Rossi se anotó otro logro en su rica historia personal al convertirse en el primer poleman de la nueva era.

 “La idea era hacer solo el prototipo de Ford, pero después me pidieron el de Chevrolet y el Cherokee. Después me pidieron que sean diferentes entre uno y otro, que el ruido no sea igual, hacerlo en serie…”. 
Oreste Berta

En tanto que Guillermo Ortelli (Chevrolet) quedó registrado como el primer ganador en la historia de los multiválvulas. En una Final que definió mano a mano nada menos que con Omar Martínez (Ford), su archirrival en la pista. Ambos referentes e ídolos indiscutidos del Turismo Carretera, que ese fin de semana fueron actores protagónicos de un cambio que modificó, para siempre, el rumbo del TC.

El Turismo Carretera comenzó a utilizar los motores multiválvulas en 2015. Tres años más tarde, en 2018, los incorporaron al TC Pista.  Mientras que en septiembre de ese mismo año se creó el TC Pick Up, que desde su nacimiento también utiliza estos impulsores.

Artículos relacionados

Volver al botón superior