Historia

El día que Oscar Castellano se despidió del TC

En plena definición del campeonato de 1991, siendo animador destacado, Oscar Castellano anunció que el Gran Premio Coronación sería su última carrera en el Turismo Carretera. El tricampeón de la “máxima” dejó su huella imborrable en la categoría.

Domingo 15 de diciembre de 1991. Autódromo de Buenos Aires. El Turismo Carretera definía a su campeón. Y también, despedía a otro, que tras una década en la categoría, y 3 títulos obtenido, decidía retirarse siendo absolutamente competitivo. Hace 29 años, Oscar Roberto Castellano se ponía por última vez el buzo de piloto.

El abandono en la prueba anterior, disputada en Punta Indio, y el 5º lugar de Oscar Aventin (Ford), provocó que la diferencia con la que afrontaron la última cita de la temporada sea apenas de 3,5 puntos a favor del de Lobería. Sin embargo, en los días previos a la última fecha del año Castellano anunció que se retiraba. No importaba el resultado.

Por lo inesperada de la noticia, el adiós del Pincho Castellano del TC provocó un momento significativo en la historia de la categoría. Fue defensor de Dodge, marca con la debutó, también en Buenos Aires, en 1981. El 20 de septiembre, precisamente. No pudo completar la carrera, pero muy pronto comenzaría a demostrar su talento.

Con la marca de la Pentaestrella protagonizó, además, uno de los grandes duelos que tuvo la historia del TC. Sus batallas con Roberto Mouras, otro defensor de Dodge por entonces, marcaron a fuego la década del ‘80 y en el recuerdo perduran hasta hoy. Ninguno se regalaba nada, peleaban hasta el límite -en algunos casos con excesos-, pero todo quedaba ahí. Ambos eran protagonistas destacados.

Oscar Castellano Dodge
En 1987 Castellano logró su primer título en el TC. Fue con este Dodge. (J.Marchesin/SoloTC).

La regularidad fue siempre una de las características del Pincho. Su trabajo en el taller de Lobería le permitió entender a la perfección a sus autos los cuales luego, claro, conducía de manera destacada. En 1987 llegó el momento de la primera consagración. Con la Naranja mecánica, Castellano alcanzó su merecida primera corona, éxito que repetiría al año siguiente, siendo esa hasta 2003 la última conquista de Dodge en el TC.

Para 1989 emigró a Ford. Siempre con el color naranja como distintivo, el bonaerense se adaptó rápidamente a un chasis y una mecánica diferente, siempre con su mano de obra, y estiró a 3 sus campeonatos en el Turismo Carretera. Con ese título Castellano fue el último piloto en coronarse siendo su propio preparador, un sello de la primera época del TC.

En los siguientes 2 años también fue animador con el Falcon. Peleó de nuevo por el cetro y fue subcampeón de Emilio Satriano (Chevrolet) en 1990 y de Oscar Aventin en 1991, el día de su adiós. El retiro lo produjo como lo pensó. Siendo plenamente competitivo. En el último lustro suyo como piloto logró 3 títulos y 2 subcampeonatos. Notable.

Oscar Castellano
La pasión por el campo fue en paralelo al automovilismo. (J.Marchesin/SoloTC)

En los 10 años que participó en el Turismo Carretera disputó 157 competencias. En 72 de ellas, el 45,8 por ciento ocupó un lugar en el podio. Sumó 27 victorias (21 con Dodge y 6 con Ford), cifra que lo ubica, junto a Satriano, como el 8º piloto con más triunfos en la categoría. Sin dudas, Oscar Roberto Castellano es una parte importante en la historia del TC.

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior