Historia

El primer triunfo de Cabalén en el TC

El 22 de enero de 1961 Oscar Cabalén obtuvo su primer éxito en el Turismo Carretera con Ford. Ese fue el puntapié inicial de su mejor campaña en la categoría donde logró el subcampeonato detrás de Oscar Gálvez.

Oscar Cabalén fue uno de los grandes pilotos que tuvo el Turismo Carretera en su historia. Su figura trascendió la preferencia de marcas. Debutó el 1 de julio de 1950 con un Chevrolet en la Vuelta de Córdoba. Pero las 6 victorias que alcanzó en la “máxima” fueron con Ford. Justamente hoy, 22 de enero, se cumplen 60 años de su primer éxito obtenido en el Premio Villa Carlos Paz en 1961.

La competencia abrió la temporada 1961. Para ese certamen, Cabalén corrió con una cupé Ford de Dante Trotta, que anteriormente había pertenecido a Roberto Gálvez (hermano de Juan y Oscar). El Turco se ubicó 4° en la clasificación que dominó Luis Javier Vázquez (Ford), seguido por Héctor Ninona (Ford) y Félix Peduzzi (Chevrolet).

La carrera se desarrolló sobre el circuito serrano con un total de 3 vueltas que completaron los 309 kilómetros de recorrido. De los 40 pilotos anotados, finalmente lograron largar 32. Cabalén dominó 2 de los 3 tramos (el otro fue de Jesús Ricardo Risatti). En en la suma de tiempos se llevó la victoria luego de poco más de 3 horas y 8 minutos de duración.

De este modo, el piloto nacido en Chabás (Santa Fe), no solo sumó su 1ª victoria en la categoría sino que, además, abrió su mejor torneo en el Turismo Carretera. Sumó 2 triunfos más (Vuelta de Rojas y Carlos Casares) y perdió la posibilidad de consagrarse campeón por un accidente que sufrió en el Gran Premio al perder visibilidad en una curva por la tierra que había levantado el auto de Ángel Meunier. Fue subcampeón, a 20 puntos de Oscar Gálvez (Ford).

En 1967 cerró otra gran temporada obteniendo sus últimas 3 victorias, en Arrecifes y Córdoba con el Ford Falcon que hoy en día forma parte del Museo del TC, y otra en La Pampa con un Ford Mustang. Su ilusión era ser campeón del TC, lo que hubiera significado el mejor cierre posible de su trayectoria, ya que pensaba retirarse e irse a vivir con su familia a España.

Cabalen victoria
Cabalén recibe el aro con la información en la carrera donde logró su 1° triunfo. (Libro Oscar Cabalén. El ídolo)

Pero su vida se truncó trágicamente el 25 de agosto de ese mismo año, cuando probaba el prototipo con el que Ford quería hacerle frente a los poderosos Torino. Perdió el control del Ford azul que probaba de cara a la carrera que ese fin de semana debía disputarse en el circuito Siderurgia Argentina de la ciudad bonaerense, dio varios tumbos y golpeó contra un talud de tierra. El coche se quemó por completo. Ni Cabalén ni su acompañante Guillermo Arnaiz pudieron salvarse.

Así, el automovilismo argentino perdió, a los 43 años, a un apasionado por esta actividad. Un hombre que desde siempre tuvo en claro que quería ser piloto de competición.  “El automovilismo es el 90% de mi vida”, decía sin reparos. El único consuelo para aquellos que sufrieron su pérdida es que se fue haciendo lo más que le gustaba…

Ariel Caltana

Jefe de redacción de SoloTC.

Artículos relacionados

Volver al botón superior