TC Pista Mouras

Los Ochoa, unidos por la misma pasión

Hugo y Joaquín Ochoa comparten la misma actividad y el amor por los fierros. El papá corre en el TC Pick Up, el hijo pelea el campeonato del TC Pista Mouras. El año que viene podría unirse Benjamín, el menor de una familia bien fierrera.

Para los Ochoa, el automovilismo, además de una pasión, forma parte de una rutina familiar. Papá Hugo (53 años) y sus hijos Joaquín (18) y Benjamín (15) han compartido pista en el Turismo Regional de Viedma (de donde son oriundos) y el Zonal 2000 de La Pampa.  

Pero tanto Hugo como Joaquín trascendieron las fronteras de la actividad amateur y pasaron a formar parte de la escena automovilística nacional. El primero disputó algunas carreras del TC Mouras en 2017 y desde la fecha pasada se sumó al TC Pick Up a bordo de una Chevrolet S10 del equipo de Christian Dose.

Además, forma parte de la Comisión Normalizadora de la Cámara Auto Moto Club del Valle Inferior, que tanto tuvo que ver con el regreso del Turismo Carretera al autódromo de Viedma el próximo 31 de octubre y el desembarco por primera vez del TCM, TCPM y TC Pick Up el 7 de noviembre.

Joaquín, en cambio, debutó este año en el TC Pista Mouras con un Ford del Catalán Magni Motorsport. En la divisional más chica de la ACTC ya dejó su huella. En 14 presentaciones logró 1 triunfo (5ª fecha), 3 podios, 2 series y 2 pole position. Está 5º en la Copa de Plata a 38 puntos del líder, Gaspar Chansard (Dodge).

Hugo reconoció que “a Joaquín no le llego a los talones, logró un grado de profesionalismo que no logré yo con tantos años de zonales encima. Aprendió muchísimo junto al equipo de Catalán, logró cosas muy buenas y con mucha rapidez”.  

Ford de TCPM de Joaquín Ochoa.
Joaquín está 5° en la Copa de Plata del TCPM. (ACTC)

Joaquín, orgulloso ante las palabras de su papá, aclaró que “la diferencia es que él empezó en el automovilismo a los 30 años y yo tuve la suerte de hacerlo de mucho más chico. Eso sí, reconozco que no me costó la adaptación al TC Pista Mouras, aprendí bastante rápido”.

Los Ochoa tienen como objetivo que Joaquín dé todos los pasos necesarios para llegar en un futuro a la “máxima”. Aunque Hugo advierte que “la prioridad es el estudio”. Es por eso que Joaquín comenzó este año la carrera de ingeniería industrial en Bahía Blanca. “Tengo claro que quiero seguir una carrera universitaria porque es difícil vivir del automovilismo. Por eso trato de disfrutar esta actividad lo más posible”, aseguró.  

No obstante, ya están planeando el 2022. Hugo no sabe si seguirá en el TCPU porque “considero que no estoy a la altura de las circunstancias. Estoy compitiendo contra grandes figuras del automovilismo nacional. Yo solo tengo 3 carreras de experiencia en el TC Mouras y desde la fecha pasada me subí a una camioneta”.

S10 TC Pick Up de Hugo Ochoa.
Hugo debutó en la fecha pasada del TCPU con esta Chevrolet S10. (ACTC)

A su vez, el presupuesto que Hugo Ochoa destina a las camionetas quiere volcarlo para que Joaquín continúe escalando en el escalafón teceísta y para que Benjamín pueda tener su primera experiencia nacional dentro del TC Pista Mouras.

De todas formas, Joaquín se mantiene enfocado en el actual campeonato del TCPM donde, con 2 fechas para el final de la Copa de Plata, todavía tiene chances de quedarse con el título. “Es difícil porque Chansard está muy firme, pero todavía me quedan 2 balas, y las voy a usar”, advirtió.

Pero más allá de los resultados deportivos, los Ochoa tienen como premisa seguir disfrutando de esta pasión. Para ellos, el automovilismo es algo más que una cuestión deportiva, es  un sentimiento que los une y que refuerza aún más el lazo familiar.

STC Content Lab

Artículos relacionados

Volver al botón superior