Turismo Carretera

Ortelli y el karma de los motores rotos en el TC

Guillermo Ortelli sufrió la rotura del motor de su Chevrolet durante los entrenamientos en San Nicolás que condicionaron su fin de semana. Es la 3ª vez que le pasa en el año. Un problema que profundiza el peor momento de su trayectoria en el Turismo Carretera.

Guillermo Ortelli empezó con el pie izquierdo la nueva etapa junto con los hermanos Próspero y Nicolás Bonelli, que previo a la 3ª fecha en San Nicolás se hicieron cargo de la atención del motor de su Chevrolet en reemplazo de Ezequiel Giustozzi. Es que el séptuple campeón del Turismo Carretera rompió el motor apenas salió a pista, en la primera vuelta del primer entrenamiento del sábado. Un problema recurrente que volvió a condicionar su fin de semana y agravó su mal momento en el TC, el peor de sus 27 años de trayectoria.  

“La rotura del motor nos impidió aprovechar los 2 entrenamientos, que para nosotros son muy importantes en este momento para poder trabajar con el auto –dijo Ortelli en la transmisión de TV oficial, y lamentó la complicación que les genera de cara a la próxima fecha en menos de 20 días-. El plan era entre esta y la próxima carrera trabajar en el motor para evolucionar y mejorarlo, pero ahora lamentablemente tenemos que darle prioridad a repararlo y después ver cómo queda”.

Con el recargo de 6 décimas quedó 44° entre 46 participantes de la clasificación. En la carrera avanzó hasta el 25° puesto, lo que significó su mejor resultado de la temporada. Venía de una 30ª posición en la apertura del certamen en La Plata y de un abandono en Buenos Aires por una rotura del impulsor a 2 vueltas del final de la competencia.

Tres motores rotos

La rotura de motores resulta un problema recurrente para Ortelli desde que comenzó el torneo. Un nuevo dolor de cabeza para el séptuple campeón de la “máxima” que en las últimas 3 temporadas corrió en 3 equipos distintos (JP Carrera, Dole Racing y LCA Racing) y pasó por 5 motoristas diferentes sin poder romper su peor sequía de resultados.

En la semana previa al inicio del certamen en La Plata se rompió el multiválvulas mientras lo probaban en el rolo. El saltense tuvo una pálida actuación en el “Roberto Mouras”: clasificó 32º a 1s842 del poleman Agustín Canapino (Chevrolet) y en la Final arribó en la 30ª posición.

Ortelli
Ortelli peleando la posición con Okulovich. Arribó 25º en la Final. (ACTC)

En la 2ª fecha de la “máxima” en Buenos Aires la situación no varió: quedó 29º en la tanda cronometrada a casi 1 segundo y medio de la punta, y en la Final el motor volvió a romperse a 2 vueltas del final cuando viajaba en la 18ª posición. La pobre performance, sumada a una nueva falla en el motor, lo llevaron a desvincularse de Giustozzi y contratar a los Bonelli.

Los hermanos entrerrianos trabajaron a contrarreloj y de los 2 motores que tenía el LCA Racing lograron armar 1 para la carrera de San Nicolás. Pero llegó la prematura rotura en el primer giro de los ensayos. “Son cosas que pueden pasar, acá no se le puede echar la culpa a nadie. Hay que seguir trabajando y salir todos juntos de este mal momento”, expresó Ortelli, que debió pedir un motor prestado para darle continuidad al fin de semana.

Por su parte, Laureano Campanera, titular de la escuadra que desde este año alberga a Ortelli, descartó volver a cambiar de preparador. “El proyecto va a continuar con la familia Bonelli”, aseguró el Laucha. Por lo pronto, Ortelli profundizó su peor sequía que lleva 62 carreras sin triunfos (el último fue el 2 de octubre de 2016 en Concepción).

La racha negativa de Ortelli

62 carreras sin triunfos.
28 sin subir al podio.
50 clasificaciones sin pole position.
42 Finales sin récords de vuelta. 
35 carreras sin liderar. 
28 series sin triunfos.

Estadísticas: Ezequiel Ganem.

Artículos relacionados

Volver al botón superior