Historia

Turismo Carretera: la 1ª victoria de Fabián Acuña

El 8 de noviembre de 1992, en la Vuelta de San Lorenzo, y en su 60ª participación en el Turismo Carretera, Fabián Acuña alcanzó su 1º triunfo en la “máxima”. Con el Ford que fuera de Oscar Castellano, el tandilense logró una agónica y sufrida victoria.

La 1ª victoria había estado cerca varias veces desde su debut en el Turismo Carretera, el 25 de junio de 1988 en Balcarce. Finalmente el gran día de Fabián Acuña llegó el 8 de noviembre de 1992, en la Vuelta de San Lorenzo, en su 60ª participación en la “máxima”. En el semipermanente santafesino, el tandilense llevó al triunfo al Ford preparado por Oscar Castellano, su anterior propietario.      

Acuña disputó sus primeras 46 carreras en Turismo Carretera con Dodge. Primero, con el de la autopeña “El Zorro” y luego con uno que fuera de Miguel Atauri. El 17 de marzo de 1991, en el “19 de noviembre” de La Plata, alcanzó su 1º podio en la categoría. Ese día terminó 3º, detrás del ganador Osvaldo Morresi (Chevrolet) y su escolta, Oscar Aventin (Ford).  

En 1992 se pasó a Ford. En las 2 primeras carreras, Santa Teresita y Tandil, culminó . La victoria parecía estar al caer. Pero tardó en llegar. Tuvo que esperar hasta la 14ª fecha, que se realizó en el semipermanente “Octavio Justo Suárez” de San Lorenzo, de 9.200 metros de extensión. Un evento que contó con la presencia de 71 autos y de Carlos Alberto Reutemann, por entonces gobernador de Santa Fe.

Para ese entonces, las carreras en ruta -una especialidad de Acuña- empezaban a ser más espaciadas. “Me gustaban mucho porque se disfrutaban de otra manera. Llegabas el domingo a la mañana y salías directamente a correr. El piloto que tenía mayor capacidad de improvisación para afrontar las sorpresas que te deparaba la ruta era el que hacía la diferencia“, contó en una nota con SoloTC

El Ford de Acuña en San Lorenzo 1992
Acuña en San Lorenzo 1992 rumbo al 1º de sus 18 triunfos (10 con Ford y 8 con Chevrolet) en TC. (Patio de Boxes)

Acuña y una victoria agónica y sufrida

Fabián Acuña mostró el potencial de su Ford desde la 3ª serie, que ganó por una diferencia de 6 décimas sobre Roberto Urretavizcaya (Chevrolet). En la Final, tomó la punta en la 2ª vuelta, cuando desplazó a Eduardo Ramos (Ford). Desde entonces, entabló una ajustada lucha por el liderazgo con José Malisia (Chevrolet), su coterráneo, que también buscaba su 1ª victoria.  

En el 6º giro y, cuando Acuña le había sacado 3s5 a Pepino, se produjo el impresionante accidente de Osvaldo Duarte y Damián Gallo, actual jefe de taller del Dole Racing. A raíz del reventón de un neumático, el Chevrolet dio varios tumbos, quedó cruzado en la pista y comenzó a prenderse fuego. Esto obligó a detener la carrera, que se reanudó una hora después, pero con los tiempos de la 5ª vuelta. Por lo tanto, la ventaja era de 3 segundos.

Acuña sostuvo la punta hasta que en el último giro el motor comenzó a sufrir una falla. El triunfo parecía de Malisia pero Pepino se pasó de largo en un retome y el impulsor de Fabián se recuperó a tiempo para llevarse el triunfo. Así se convertía en el 2º nuevo ganador de 1992 (el otro fue Juan Manuel Landa) y en el 3º vencedor del año con Ford, luego de Oscar Aventin (2 éxitos) y Lalo Ramos (2).

Mantuve un buen ritmo hasta que se paró la carrera. En la 2ª parte me desconcentré un poco porque pensaba que no iba a retomar el ritmo. Sobre el final el motor se puso en 5 cilindros y ahí Malisia me pasó, pero gracias a Dios el motor agarró de nuevo y pude ganar”, contó Acuña, que se impuso por más de 9 segundos sobre Pepino. 

La victoria que más recuerdo es la 1ª. Por una cosa u otra no se me venía dando y ese domingo se cortó la racha. Viví con bastantes nervios la última vuelta porque se nos rompió un elemento del motor. Casi no la ganamos…”, evocó en Rojo 7000 el tandilense, que tuvo un gran recibimiento cuando arribó a Tandil. “Nunca lo voy a olvidar”, reconoció.

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior