Historia

Verna-Silva: La histórica definición en el “Gálvez”

Rafael Verna y Juan Manuel Silva protagonizaron en 2005 la definición más ajustadas de la historia del Turismo Carretera, en la que no le faltó la polémica. Acá, la historia.

El 12 de septiembre de 2005 el Turismo Carretera vivió la definición más ajustada de su historia, y de las más polémicas. Fue en el autódromo de Buenos Aires cuando Rafael Verna (Ford) le ganó la Final a Juan Manuel Silva (Ford) por apenas ¡16 milésimas!

Los 2 pilotos de Ford superaron a Guillermo Ortelli (Chevrolet) en los últimos metros finales, luego de que el saltense se retrasó por la rotura de un neumático, salieron de la horquilla apareados y cruzaron la meta a la par.

Claro que esa impresionante definición generó mucha polémica porque las imágenes fotográficas daban ganador al Pato, pero el registro de tiempos le dio el triunfo a Verna. Los comisarios deportivos recién comunicaron quién era el ganador 2 horas después de la finalización de la carrera.

La clave de la definición: el sensor de Silva estaba en la parte trasera del guardabarros y el de Verna en la parte delantera. El sensor tomó primero el tiempo del Tabo.

¿Qué pasó? El Falcon de Verna tenía colocado el sensor de tiempo en el pasaruedas trasero por delante del eje, mientras que en el Ford de Silva se encontraban en el mismo sector del auto pero detrás del eje. De ese modo, el sistema de cronometraje detectó primero el dispositivo del Tabo y marcó que había cumplido el recorrido en menos tiempo.

Ese “detalle” terminó definiendo la carrera en favor del piloto de Lincoln Sport Group que lograba así su 2ª victoria en la temporada. Por entonces, la posición de los sensores no estaba reglamentada, pero a partir de la siguiente carrera se determinó que debían colocarse detrás del eje trasero, como lo tenía Silva en la polémica definición en el “Gálvez”.

Así se definió la carrera

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior