Turismo Carretera

Viaje a la intimidad de Aguirre, el líder del TC

Valentín Aguirre se subió a un karting a los 3 años. Su abuela le enseñó a manejar. No le gustan los simuladores. Sus colegas lo definen como un talentoso. Su círculo íntimo nos cuenta detalles pocos conocidos del líder del TC.

“No soy muy expresivo, pero gracias a todos”, dijo Valentín Aguirre ante la cámara de TV después de ganar en Turismo Carretera en San Nicolás. Al arrecifeño no le gusta el contacto con la prensa, y lo demuestra. Es por eso que para romper ese escudo y acceder a sus entrañas, SoloTC apeló a su círculo íntimo y a aquellas personas que fueron claves en su carrera deportiva. Así pudimos acceder a detalles muy poco conocidos del líder del campeonato del TC.

Cuando escuchó por primera vez el sonido de un karting lloró como pocas veces… Jorge “Grillo” Bulgarelli, es amigo de la familia Aguirre desde mucho antes que naciera Valentín. Él de algún modo fue el responsable de introducirlo en el mundo de los fierros. Cuando Valentín tenía 3 años le regalaron un karting.

“Nosotros teníamos una quinta, así que con un tractor le armamos un circuito de tierra”, le contó Gastón Aguirre, papá de Valentín, a SoloTC. Pero el primer contacto no fue el esperado: “Cuando se lo pusimos en marcha no paraba de llorar por el ruido que hacía, aunque después le gustó y a última hora de la tarde ya giraba en el circuito”, agregó Bulgarelli.

El Peugeot a la pileta

El Peugeot 307 de su abuela Carmen es el primer auto que aprendió a “manejar”… A los 3 años lo sentaba en su falda, y mientras Valentín manejaba el volante y la palanca de cambios, su abuela apretaba los pedales.

Aguirre
Aguirre debutó en el TC en 2018. (Foto: J. Marchesin/SoloTC)

Hasta que un día, mientras ella tomaba mate, él se subió al auto  y lo puso en marcha. El coche estaba en cambio, y terminó con una rueda adentro de la pileta de natación. La historia de Carmen también está relacionada con el automovilismo ya que de joven, junto a su esposo, fue auxilio de Rubén Luis Di Palma.

Valentín siempre tuvo olor a nafta… Lo entusiasmaba estar rodeado de todo lo que tuviera que ver con autos. Acompañaba a su papá a todos lados, tanto en el taller limpiando piezas como en las carreras. “Lo he llevado a probar mi auto de TC en 9 de Julio con 6 o 7 años, lo sentaba en la butaca derecha y él tenía una emoción tremenda. Valentín siempre tuvo olor a nafta (sic), contó Gastón.

“Me acuerdo de pendejo que iba y venía con un Polaris por todo Arrecifes haciendo quilombo”, recordó Edgardo Iturrarte. El automovilismo los cruzó años más tarde en el JP Carrera, Valentín como piloto del TC Mouras y el Flaco como ingeniero de pista del team. Hoy siguen trabajando juntos.

No usa simulador

Es un piloto “chapado” a la antigua: no usa simulador como la mayoría de los colegas de su generación y tampoco es muy adepto al entrenamiento físico… “Alguna vez usé el simulador, pero no es algo que considere vital, por eso  ni siquiera tengo uno en mi casa”, reconoció.

“Valentín es un distinto. Porque le falta prepararse mejor físicamente, pero lo reemplaza con un talento que muy pocas veces vi. El día que mejore ese aspecto se va a potenciar aún más”, contó Gustavo Lema, titular del JP Carrera, equipo al que llegó Aguirre en 2015 para debutar en el TC Mouras con un Chevrolet.

Una de las virtudes que lo destacan es que sabe de mecánica… Es algo que adquirió después de estar tantos años metido en los talleres de Arrecifes. “Tiene mucho taller de la época de cuando yo corría en los zonales, él siempre tenía alguna pieza de un motor en la mano, sabe lo que es un block, una tapa de cilindros, conoce bastante de todo un poco”, agregó su papá.

Aguirre Iturrarte
Aguirre junto a Edgardo Iturrarte, ingeniero de pista del JP Carrera. (Foto: J. Marchesin/SoloTC)

“No es algo muy común en los chicos de su generación, pero cuando se baja del auto te puede transmitir dónde puede haber algún problema, o qué tipo de ruido hace. Muchos chicos de ahora se bajan y te dicen que se les rompió el cardán, y quizás era la caja…”, dijo Iturrarte. 

No se lleva bien con las notas periodísticas y los flashes de la popularidad… Difícilmente se lo vea brindando entrevistas a los medios y cuando lo hace hay que sacarle las palabras con tirabuzón. Todos quienes lo rodean le hablan para que intente modificar ese aspecto. Pero no afloja.

“Le cuesta mucho el trato con la prensa, pero todo lo que no tiene de marketinero lo tiene desde los resultados deportivos”, describió Lema. “No le sacás una sonrisa ni loco, pero es su personalidad, en la semana es igual. Quizás eso le traiga cosas a favor y otras en contra, pero a esta altura de su vida no creo que lo cambie”, contó Aguirre padre.

“Talentoso por naturaleza”

Pilotos multicampeones como Guillermo Ortelli o su amigo Agustín Canapino destacan que es una de las apariciones con mayor futuro en el automovilismo nacional… “Desde que lo vi en el TC Pista me di cuenta que es bueno de verdad”, contó el Guille. Por su parte, Canapino lo describió como un “pibe talentoso por naturaleza. Le fue bien en todas las categorías donde corrió, no tengo dudas que le irá muy bien en el TC”.

Aguirre Canapino
“Es un talentoso por naturaleza”, dijo Canapino sobre Aguirre. (Foto: J. Marchesin/SoloTC)

Es muy fuerte de la cabeza, me asombra lo seguro que es. Mirá que en todos los años que estamos en el TC tuvimos a los mejores pilotos, pero este chico juega en 1ª en serio, está en las grandes ligas. Considero que es el piloto con mayor dominio de un auto que tuve hasta el momento”, destacó Lema que lo tiene en su equipo desde su debut en el TCM.  

Talentoso, introvertido, audaz, parco, impetuoso, seguro… Aspectos que definen a este chico que tiene por delante la posibilidad de soñar en grande y entrar definitivamente en la historia del automovilismo nacional. Con apenas 23 años y 34 carreras en la “máxima”, es uno de los favoritos al título. ¿Si lo pone nervioso esta chance? Solo él lo sabe, desde afuera parece no inmutarse ante semejante desafío. 

Big data

> Nació el 25 de noviembre de 1996 en Arrecifes. Es hijo de Gastón Aguirre, quien disputó 19 carreras de TC a comienzos de la década del 2000. 
> Debutó en el karting a los 8 años. También corrió en la Fórmula Bonaerense de Fedenor y TC Zonal de Fedenor (fue campeón con Chevrolet en 2014). 
> Llegó al automovilismo nacional en 2015 con una Chevy del JP Carrera en el TC Mouras. Logró el subcampeonato en ese mismo torneo y ascendió al TC Pista. 
> En 2017 se consagró campeón en TCP. Ese mismo año debutó en el TC como invitado de Ortelli en los 1000K de Buenos Aires (finalizaron 2º). 
> El 18 de febrero de 2018 en Viedma hizo su estreno en la “máxima” con un Dodge del JP Carrera. En la 2ª y 3ª fecha de ese certamen logró la pole position. 
> En 34 carreras logró 3 victorias, 7 podios, 10 series y 4 pole position.
> Para el 2021 la ACTC le otorgó el pase a Chevrolet.

Extracto del especial publicado en la revista N°247 de SoloTC.

Ariel Caltana

Jefe de redacción de SoloTC.

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior