Historia

El día que el TC corrió bajo la nieve

En 1965 el Turismo Carretera disputó por primera y única vez una competencia bajo la nieve. Fue en el Gran Premio Dos Océanos que ganaron los hermanos Emiliozzi.

A lo largo de su historia el Turismo Carretera abrió caminos, traspasó fronteras, atravesó ríos, recorrió pueblos y sumó miles y miles de kilómetros de ruta hasta desembarcar definitivamente en los autódromos a fines de la década del ’90. Pero solo una vez el TC corrió bajo la nieve.

Fue en el Gran Premio Dos Océanos que se disputó desde el 17 al 27 de marzo de 1965 en una temporada que incluyó 35 fechas, una de las más largas en la historia de la categoría. La competencia unió Argentina y Chile, el océano Atlántico con el Pacífico. Desde Punta Mogotes hasta Viña del Mar, ida y vuelta.  Con un recorrido total de 6169,153 kilómetros.  

Quienes tuvieron la posibilidad de vivir la experiencia la recordaron como una de las más emocionantes. Y por supuesto que estuvo llena de matices. Como por ejemplo, que la primera etapa la ganó Carlos Loeffel (Chevrolet), que participó de la competencia a pesar de estar proscripto por el ACA ya que corría con una pierna ortopédica, producto de un accidente sufrido en 1961.

El Turismo Carretera corrió con  nieve en el Gran Premio Dos Océanos disputado en 1965.
Nello Marsilli atraviesa con una cupé Ford el paso Cristo Redentor. (Foto: Armando Contreras).

La tragedia también se hizo presente cuando a 5 kilómetros de la capital de Mendoza fallecieron Raimundo Caparrós y su acompañante Héctor Pérez después de chocar contra una rotonda e incendiarse su cupé Chevrolet.

Rodolfo de Álzaga, que había sido el encargado de estrenar el Ford Falcon en la categoría apenas unos meses antes, ganó la 3ª y 4ª etapa dominando los caminos montañosos. Allí comenzaba a mostrar sus dotes en ese terreno, que luego le valdría el apodo de “Señor de la Montaña”.

Justamente antes de llegar al paso Cristo Redentor, la nieve aportó un marco distinto –peligroso, pero imponente- a la competencia. “Nos sorprendió a la noche y en el camino a Chile recuerdo haber hecho unas fotos espectaculares”, recordó años atrás el fotógrafo Armando Contreras, histórico reportero gráfico que retrató gran parte de la historia del TC. Son las imágenes que ilustran esta nota.

La clasificación general los tuvo a a los hermanos Emiliozzi (Ford) como el vencedores de la prueba, luego de más de 26 horas de recorrido. La competencia fue tan exigente que apenas llegaron 11 de los 51 que habían largado 10 días antes. De Álzaga y Atilio Viale del Carril (Ford) completaron el tridente de punta.

Para los Emiliozzi fue el impulso necesario para volver a sacar chapa de candidatos a la corona. Treinta carreras más tarde pudieron consagrarse campeones por 4º año consecutivo,  un logro que hasta ese momento solo había alcanzado Juan Gálvez (Ford) en 2 oportunidades.

Foto principal: Armando Contreras.

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior