Historia

TC: El abrupto retiro de un campeón sin corona

Hace 25 años, tras sufrir un grave accidente, Juan Antonio De Benedictis se retiró del Turismo Carretera. “Me hubiera gustado irme de otra manera, pero uno no decide sobre el destino”, le dijo a SoloTC.

El 10 de junio de 1995 quedó marcado como el día en el que Juan Antonio De Benedictis, como piloto, le dijo adiós al Turismo Carretera. El necochense, quien ya tenía decido su retiro, sufrió un fortísimo accidente en la clasificación de la 7ª fecha de la temporada en el “Juan Manuel Fangio” de Balcarce y adelantó la determinación.

“Recuerdo que 3 carreras antes del accidente, ya había decidido dejar de correr. Realmente estaba cansado de muchas cosas, especialmente de no contar con un presupuesto adecuado para estar en la lucha”, le contó Johnny a SoloTC.

La cercanía con su Necochea natal, y el pedido de la Peña Trenque Lauquen para que corriera el Ford propiedad de Jose Ressia, hizo que De Benedictis aceptara la propuesta de regresar en Balcarce.

Al principio dudé en aceptar porque no me convencía demasiado la idea, pero luego dije que sí porque era en un circuito donde tuve varias alegrías y ante mucha gente que vendría a alentarme”, agregó el De Benedictis, que el 5 de marzo de ese año, había logrado en el circuito balcarceño el que sería su último triunfo en el TC.

El necochense con la imagen de su Falcon accidentado. (Foto: Archivo SoloTC)

Aquella duda inicial ante la propuesta se terminó convirtiendo en una premonición para el desenlace del sábado clasificatorio en el que el golpe contra La Barrosa le puso punto a su carrera como piloto. “Tenía una sensación extraña. Cuando me subí al auto estuve unos minutos pensando y realmente me arrepentí de haber aceptado el ofrecimiento, pero ya estaba ahí. ¿Qué más podía hacer?”, reconoció Johnny.

La rotura de la goma trasera izquierda cuando transitaba por la recta principal del Fangio hizo que De Benedictis perdiera el control del Ford blanco con el 2 en los laterales, impactara contra los neumáticos de contención y comenzara a dar una serie de tumbos hasta detenerse unos metros más adelante.

Fue tal el impacto que la butaca de De Benedictis se desprendió y el casco se salió lo que le provocó un fuerte golpe contra la jaula. Mario Quiroga, su acompañante, también sufrió heridas por el accidente pero no tan severas como el necochense, quien se fracturó el húmero de su brazo derecho, tuvo traumatismo de cráneo y un corte en la cabeza por lo que debió ser internado en terapia intensiva en el Hospital de la Comunidad en Mar de Plata.

En marzo de 1995, De Benedictis logró en Balcarce su 16ª y última victoria en TC. (Foto: Historia del TC).

“Sinceramente fue un milagro que hayamos salido vivos de esta situación teniendo en cuenta las condiciones en la que quedó el auto. Allí sí me juramenté no volver a correr nunca más, en realidad nunca tendría que haber retornado, pero los fierros me tiraban”, explicó quien luego siguió ligado al TC como motorista hasta que en 2013 decidió dar un paso al costado.

Hoy disfruta de la tranquilidad en su Necochea, de sus nietos Faustino y Salvador, sigue atento las carreras de sus hijos Juan Bautista y Franco, quienes prolongan la presencia del apellido De Benedictis en el automovilismo argentino, ese que hace 25 años le dijo adiós como piloto.

“Me hubiera gustado irme de otra manera, pero uno no decide sobre el destino. Las cosas se dieron así”, concluye quien fue 3 veces subcampeón de la categoría y es considerado uno de los “campeones sin corona” que tiene el Turismo Carretera.

De Benedictis debutó en el TC el 30 de marzo de 1980 en Olavarría, disputó 212 carreras y logró 16 triunfos.

Entrevista: Ariel Caltana

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior