Turismo Carretera

El día que Pechito López ganó por 1ª vez en el TC

Fue el 3 de mayo de 2009 en Termas de Río Hondo en su 20ª presentación en el Turismo Carretera. Fue el puntapié para que José María López inicie su camino hacia el título, que se le terminó escapando de las manos.

“Ganar en el Turismo Carretera sería recibirme de piloto. Corrí en el exterior, estuve cerca de ingresar a la Fórmula 1 y fui campeón en el TC2000. Pero obtener una victoria en el TC sería especial, ojalá llegue pronto así tengo la posibilidad de experimentar esa sensación”. Con esta frase, José María López exteriorizó su deseo ante SoloTC en Río Cuarto, la fecha anterior a Termas de Río Hondo, donde el 3 de mayo de 2009 finalmente ganó por 1ª vez en el Turismo Carretera en su 20ª presentación en la categoría. 

“De no mediar inconvenientes, Pechito nos aplasta”, decían en boxes sus rivales el domingo santiagueño. Es que Pechito fue un fuerte candidato desde que su Torino tocó la pista. En la clasificación había establecido el mejor tiempo hasta que fue superado por el Toro de Ariel Pacho. En la serie mostró una gran contundencia y le ganó por más de 9 segundos a Jonatan Castellano (Dodge). Y metió miedo… 

Mientras que en la Final partió primero del lado de la cuerda junto a Agustín Canapino (Chevrolet), a quien doblegó claramente antes del ingreso a la primera curva. A partir de allí el cordobés se escapó del resto y solamente tuvo que preocuparse por no cometer ningún error que le impida quedarse con su primera victoria en la “máxima”. 

“Costó pero valió la pena. A pesar de que estuve concentrado durante toda la carrera, en la última vuelta me aflojé un poco cuando escuché por la radio al Cachi (Scarazzini) y al Peje (Belloso) que se habían quebrado de la emoción. Eso me pegó muy fuerte”, dijo López que encabezó el histórico 1-2 de Torino junto con Ariel Pacho, algo que la marca no conseguía desde 1970.

López lejos de sus rivales. Ese día fue 1-2 de Torino junto a Pacho (atrás, auto azul). (J. Marchesin/SoloTC)

El Torino de López

Con esa contundencia confirmó el potencial del nuevo Torino que construyó Walter Alifraco para HAZ Racing Team. Pechito lo estrenó en la 3ª fecha en Buenos Aires y desde entonces fue el auto a batir. En “Gálvez” partió en punta pero  cometió un error en la largada al ingresar a la chicana; en Río Cuarto otra vez era candidato y un inconveniente mecánico lo dejó con las manos vacías; y en la tercera presentación del auto logró la victoria en Termas.

“El auto cuenta con algunas características como la posición de los  anclajes, distancia entre ejes, disposición del motor y distribución de peso que permiten que sea equilibrado aerodinámicamente”, explicó por entonces Alifraco, por qué el Torino tenía un gran tránsito tanto en los sectores trabados como en los rectos. 

Ganar en el TC es muy importante. Más allá de que junto al STC2000 sean las 2 grandes categorías de este país, el TC es otra cosa. Pero no lo digo yo, creo que así lo piensan todos los pilotos. Cuando logré la victoria en Santiago del Estero, la gente me reconoció muchísimo más que cuando gané el título de TC2000. López a SoloTC.

El motor estaba a cargo del experimentado Oscar Castellano que le sacó el jugo a las tres décimas de compresión que recibió la marca y según aseguraban algunos preparadores, tenía 15 caballos más de potencia que el resto. Eso sumado a la calidad de piloto de López y al poderío de una estructura como el HAZ, era un combo explosivo.

Ese año, el cordobés clasificó a la Copa de Oro, volvió a ganar de manera contundente en la 13° fecha en San Luis y estuvo a 7 vueltas de ser campeón de TC en su 2° temporada. Pero una mancha de aceite (que regó el Torino de su coequipier Martín Basso) en el curvón Salotto modificó el transcurso de esa apasionante definición en Buenos Aires y Emanuel Moriatis se encontró con el título.

El cordobés emuló a un torero ante su auto cuando llegó a boxes. (J. Marchesin/SoloTC)

El desembarco al TC

José María López había vuelto al país en 2007, cuando se quedó fuera del Renault Driver Development, previo a convertirse en el 4° piloto de la escudería francesa en la Fórmula 1. Venía de vivir 7 años en Europa persiguiendo ese objetivo, corriendo en distintas categorías para sumar experiencia y habiendo hecho ensayos para Renault en la F1. 

Le llegaron proyectos para sumarte al TC2000 y al Turismo Carretera. Pero Oscar Aventin, presidente de la ACTC en ese entonces, le dijo que debía correr al menos 3 carreras en TC Pista para adaptarse a este tipo de autos. Se sumó entonces al TC2000 y, con la conquista del título ese año, dejó en claro que podía ser competitivo. Así fue que en 2008 logró su desembarco directo a la “máxima” junto al team de Fernando Hidago y Alejandro Masas a bordo de un Chevrolet. 

Con la victoria subió por primera vez al podio en TC. Al lado Pacho y Jalaf. (J. Marchesin/SoloTC)

Artículos relacionados

Volver al botón superior