Historia

TC: el estreno de los motores multiválvulas

Con el objetivo de lograr mayor potencia y confiabilidad, simplificar su preparación y bajar los costos, la ACTC estrenó el 22 de marzo de 2015 los motores multiválvulas. En esta nota repasamos el origen y desarrollo del proyecto y los resultados logrados 7 años después.

El 22 de marzo de 2015 comenzó una nueva era en el Turismo Carretera. Ese domingo, en el autódromo de Concordia, se estrenaron los motores multiválvulas, que llegaron para reemplazar a los históricos varilleros. Además, empezó a regir la obligatoriedad de utilizar autos construidos a partir de una estructura (y sus correspondientes periféricos) construida por Talleres Jakos. 

El objetivo de la ACTC fue darle mayor potencia y confiabilidad a los impulsores del TC, simplificar su preparación y, a mediano y largo plazo, bajar los costos. El resultado -una tecnología multivalvular con árbol de levas a la cabeza y bancadas en block- fue el cambio técnico más importante que haya tenido la “máxima” en los últimos 50 años. 

Jorge Pedersoli fue designado por la ACTC para llevar adelante el proyecto en su 1ª etapa, que terminó imprevistamente. “Fue un trabajo arduo junto a Nicolás Colloca. La ACTC convocó a los motoristas pero nadie quería agarrarlo… El diseño y la construcción fue nuestra. Cuando le comuniqué a la ACTC que estaban listos, me los sacaron, contó el exitoso preparador.

Pedersoli contó que poco después se enteró por la prensa que los prototipos en los que había trabajado estaban -previa escala en la fábrica Top Line de Rafaela- en La Fortaleza de Oreste Berta. “La verdad no entendí la película”, dijo el motorista de San Martín, que había logrado una ganancia de 40 caballos, llegando casi a los 400 HP. 

Berta hablando con motoristas del TC
Berta durante la presentación de los multiválvulas a los motoristas del TC. (SoloTC)

Berta y su trabajo en los multiválvulas 

En 2012, la ACTC cambió de rumbo: puso a Oreste Berta al frente del proyecto -según dijo- para agilizar el desarrollo. “La idea era hacer solo el prototipo de Ford, pero después me pidieron el de Chevrolet y el Cherokee. Después me pidieron que sean diferentes entre uno y otro, que el ruido no sea igual, hacerlo en serie…”, le dijo Berta en la edición Nº 166 de SoloTC

Una de las grandes críticas que recibieron los multiválvulas fue que eran motores genéricos, algo que el propio Oreste refutó. “Son bastantes diferentes entre uno y otro. Tienen diferencia de potencia, los 3 tienen número de vueltas diferentes. Las 3 admisiones son diferentes, los escapes y las levas también, ¿entonces dónde están los motores iguales?“, aseguró. 

Luego de 3 años de trabajo en La Fortaleza, los impulsores llegaron a su estreno en Concordia 2015 con una ganancia de entre 40 y 50 caballos. La mayor potencia se combinó con una quita parcial de carga aerodinámica (60% en el splitter y 31% en el spoiler) que -en general- dejó satisfechos a los pilotos. 

Estamos ante un TC más desafiante y entretenido. Es impresionante lo fuerte que va. Vas a 200 km/h y te pegás a la butaca. Al piloto lo exige mucho más. El Turismo Carretera dio un salto importante de calidad. Va a haber más espectáculo, la decisión ha sido acertada”, consideró Agustín Canapino en aquel entonces. 

Los preparadores más exitosos con los motores multiválvulas son Claudio Garófalo y Rody Agut, con 16 triunfos cada uno. Detrás se ubican Lucas Alonso (10), Johnny Laboritto (9) y Machete Esteban (8). 

La actualidad de los motores

Fabián Giustozzi es uno de los 7 motoristas en actividad en el Turismo Carretera que registra triunfos tanto con los varilleros como con los multiválvulas. Y consideró que la experiencia “ha sido totalmente positiva. Después de unos años se ha logrado una muy buena confiabilidad, superior a la de antes” y una potencia de 450 HP. 

El preparador de Saladillo señaló en charla con SoloTC que el multiválvulas “es mejor que el varillero porque es moderno y mucho más sencillo. Hay muchos menos elementos en juego y en riesgo. En los varilleros era todo muy artesanal, había que desarrollarlos permanentemente”.

Esta característica permitió que se cumpliera otro de los objetivos de la ACTC: simplificar su preparación. “Cualquier mecánico prolijo con idea para armar un motor y mano de obra está capacitado para armar un multiválvulas. De hecho, ha aparecido mucha gente nueva”, indicó Giustozzi, quien destacó como falencia que “sigue habiendo alguna falencia de materiales en los elementos que usamos”.  

El Turismo Carretera lleva disputadas 105 Finales con los motores multiválvulas, que estrenó en 2015. El TC Pista los incorporó en 2018 y disputó 58 competencias. En ese septiembre de ese mismo año nació el TC Pick Up, que desde entonces (33 carreras) también utiliza los multiválvulas.

Artículos relacionados

Volver al botón superior