TC Pista

Ramos armó una “peña virtual” para seguir en el TC Pista

Christian Iván Ramos reinventó el modelo de las tradicionales peñas para conseguir el presupuesto que le permita continuar en la “telonera”. Acá te contamos los detalles.

En tiempos de bolsillos flacos, los pilotos se ven obligados a buscar ideas o alternativas para generar recursos que les permitan continuar corriendo. Este es el caso de Christian Ramos, campeón 2020 del TC Mouras, que creó una “peña virtual” con el objetivo de poder asegurar su continuidad en el TC Pista, categoría en la que debutó 21 de febrero en La Plata.

El piloto que maneja un Chevrolet del Impiombato Motorsport, realizó una convocatoria a través de sus redes sociales. “Hace un tiempo me escribieron amigos y seguidores que querían colaborar de alguna manera aportando algo para que podamos correr en el TC Pista. Es por ello que para el que quiera (y pueda) colaborar abrimos una cuenta en Mercado Pago”, posteó Ramos.  

A su vez, explicó que “a cada uno que colabore le vamos a colocar su nombre en el auto, formando así parte de “la peña del 103”. También vamos a armar un grupo de WhatsApp donde les vamos a estar contando el minuto a minuto del fin de semana”. De este modo, hizo uso de las nuevas tecnologías para modernizar a las tradicionales peñas que comenzaron a surgir en el Turismo Carretera en la década del ’60.

Desde que realizó el posteo el pasado sábado 27 de febrero, ya hubo gente que se sumó a la iniciativa y colaboró con la causa. “Me escribió mucha gente, algunos ya me enviaron su colaboración, otros me dijeron que lo iban a hacer esta semana. A mí me da un poco de vergüenza hacer esto, pero la realidad es que desde hacía tiempo que me venían insistiendo. Incluso una persona me preguntó cuánto costaba poner el apellido de su familia en una parte del auto”, le contó Christian a SoloTC.

Ramos
Ramos debutó en el TCP en la 1ª fecha de La Plata. Finalizó 14º. (ACTC)

Ramos le contó a este medio que no cuenta con la cantidad de publicidades que le permita sostener su continuidad a lo largo del torneo. Es por eso que recurrió a esta alternativa para sumar algo más de dinero que le permita, al menos, poder pagar los gastos logísticos que le implica ir a las carreras.

Las peñas de ayer y hoy

Las primeras peñas aparecieron en el interior de la provincia de Buenos Aires. Como los casos de “El Gato Negro” para apoyar a Rubén Luis Di Palma y Carlos Pairetti, la “Autopeña Ciudad de Azul” a Oscar Mauricio Franco o la “Espumita Quilmeña”. En épocas donde el automovilismo era prácticamente amateur, la organización de cenas, eventos, rifas y bonos contribución se convirtieron en fuertes medios para reunir el presupuesto.

Con el paso del tiempo, las peñas fueron tomando cada vez mayor relevancia, a tal punto que en muchos casos sus integrantes compraban los autos y elegían al piloto que quería que los represente. Una de las peñas que utilizaba este sistema era el Quilmes Automóvil Club, una peña que llegó a obtener personería jurídica y organizar carreras, y hasta lograron un título de la “máxima” con Jorge Martínez Boero (Ford) en 1982.

Las peñas
Integrantes de la peña el Gato Negro que se formó en Arrecifes para apoyar a Carlos Pairetti y Rubén Luis Di Palma. (Foto: Raúl Gattelet).

En las últimas décadas las peñas fueron perdiendo presencia en la actividad. Pero aún así hay quienes lograron recurrir a este sistema para conseguir apoyo. Como el caso de Santiago Mangoni quien hasta el año pasado organizaba cenas para reunir algo de presupuesto que le permitiera estar presente en las carreras de TC.

O el ejemplo de Federico Pérez, que en 2013 formó la peña el “Correcaminos de Junín” con el mismo fin. Pero en su caso, además de organizar encuentros con los integrantes, logró incorporar a pequeñas empresas de su ciudad para que aporten una baja cuota mensual.

Si bien el automovilismo cambió radicalmente en las últimas décadas, las peñas de los ’60 y las actuales persiguen el mismo fin: darle continuidad a una pasión que va más allá de cualquier explicación.

Ariel Caltana

Jefe de redacción de SoloTC.

Artículos relacionados

Volver al botón superior