Especiales

Tati Angelini, 3 años de una ausencia que sigue presente

Juan Marcos Angelini falleció el 23 de septiembre del 2018 al accidentarse practicando con su avión de acrobacias, una de sus grandes pasiones junto al automovilismo.

Juan Marcos Angelini dejó este mundo muy joven. Tenía apenas 31 años cuando sufrió un accidente mientras tripulaba su avión de acrobacias cerca de su hangar en la localidad santafesina de Carreras. El único consuelo –si lo hay- es que se fue ejerciendo una de sus 2 pasiones. La otra, claro está, era el automovilismo.

“Amo estar arriba de un avión, además me genera mucha más adrenalina que hacerlo en un auto de competición. La sensación es indescriptible y altamente recomendable”, le contó el Tati a SoloTC en una nota publicada en la edición Nº127 del 11 de abril de 2012.

Su relación con los aviones comenzó desde muy chico, cuando a los 4 años subía a la falda de su papá Héctor para volar sobre un ultraliviano. “Como era monoplaza no había lugar para 2 personas, así que me subía encima de él y me llevaba a pasear. Lejos de darme miedo la altura, a mí me encantaba poder volar”. Tanto le gustaba que a los 12 años comenzó a tomar clases en el Aeroclub de Casilda. Al cabo de 10 horas de vuelo ya había comenzado a manejar un ultraliviano, con apenas 13 años.

Unos años más tarde redobló la apuesta y quiso aprender maniobras acrobáticas. Su primer instructor fue Marcos Di Palma. “La primera maniobra acrobática la hice con él, en ese momento manejaba un Piper Cherokee”, reveló. Luego tomó clases con Dino Moliné (campeón argentino de acrobacia en 2009) y su referente era el 3 veces campeón de acrobacia aérea Jorge Malatini.

El domingo 23 de septiembre del 2018 cerca de las 16:30 horas, Tati tuvo un accidente fatal con el Pitts Special que adquirió a fines de 2017, al precipitarse cerca de su hangar en la localidad santafesina de Carreras. Una semana antes, Angelini había participado del festival aéreo Rosario Vuela, uno de los eventos acrobáticos más importantes del país.

Previo a ese evento, Angelini había obtenido el 2° puesto en la Final de Turismo Carretera en Paraná con el Dodge del UR Racing. Dodge fue la marca con la que más se identificó, más allá de haber corrido también con Chevrolet y Torino. Su debut en el TC se produjo en 2008. Y a lo largo de las 169 carreras que disputó, logró 3 victorias, 7 podios, 10 series, 2 pole position y 12 récords de vuelta. Todos con la marca de la pentaestrella.

Su amigo, Fernando Pezzatti está construyendo la réplica del Dodge que usó hasta el 2014. Por otra parte, un grupo de hinchas de Dodge está terminando de construir un monumento en el ingreso a Carreras que será inaugurado el 10 de octubre. Dos homenajes que reflejan que el Tati es una ausencia que está más presente que nunca.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior