Turismo Carretera

TC: Arman la réplica de un Dodge del Tati Angelini

Un amigo de Juan Marcos Angelini está armando una réplica del Dodge que el Tati usó hasta el 2014. Acá te contamos la historia.

Juan Marcos Angelini tendrá un homenaje muy especial. Un amigo suyo, Fernando Pezzatti,  que lo acompañó a casi todas las carreras durante 7 años, está armando una réplica del Dodge que el Tati usó hasta el 2014. “Lo hago porque sí. Él fue un gran tipo, y yo quiero recordarlo también de este modo”, le dijo Fernando a SoloTC.

Fernando siempre fue fanático del Gurí Martínez. Hasta que en el 2011 lo conoció al Tati porque su esposa era amiga de la hermana del piloto. Se hicieron inseparables, al punto que viajaba desde Rosario a cualquier autódromo que visitara la “máxima” para alentarlo. Hasta que el 23 de septiembre del 2018, Angelini sufrió un trágico accidente con su avión de acrobacias…

“Siempre tuve la idea de hacer una réplica del Ford del Gurí, pero después de lo que le pasó al Tati me olvidé de eso y me propuse hacer una de su Dodge”, agregó Pezzatti, dueño de Argentinian Old’s Rod, un taller de reparación de autos y motos en la ciudad santafesina.

Angelini
Fernando junto a Chori, papá de Angelini, posando co la réplica del Dodge.

Lo primero que hizo fue conseguir un Dodge que corrió en el ProCar 4000 hasta el 2018. “De a poquito lo vamos armando. La opción de hacer una réplica del 2014 es porque a partir del 2015 el TC empezó a usar los motores multiválvulas, y a mí me resulta imposible conseguir uno. El varillero es un poco más sencillo”, explicó.

Angelini
El Dodge está en pleno proceso de armado en un taller de Rosario.

Héctor Angelini, papá del Tati, está al tanto de todos los trabajos. De hecho visitó el taller y se sacó fotos con el auto. Chori, como le dicen, le está dando una mano para conseguir los repuestos. “Hablamos con el Chispa Uranga y me dijo que vaya a Tandil porque me va a dar algunos elementos”, contó Fernando. A su vez, el especialista que ploteó el auto se ofreció para hacer el trabajo sin cobrarle un peso.

“Con el auto no voy a hacer nada en especial, no quiero lucrar con eso. Sinceramente mi idea es construirlo y que cuando todos vean el auto se acuerden del Tati. Para mí fue muy duro lo que pasó. Incluso desde que él no está yo no fui nunca más a las carreras. Quizás cuando lo termine vaya a una y podamos mostrarlo”, cerró Fernando, autor de este especial y merecido homenaje al inolvidable Tati.

Artículos relacionados

Volver al botón superior