Especiales

El grupo de hinchas que preserva el monolito del Pato Morresi

Ante el estado de abandono en el que vieron el lugar, un grupo de hombres y mujeres que tienen como ídolo al sampedrino decidió hace 3 años y medio hacerse cargo de restaurar y cuidar el santuario. “El objetivo es tenerlo en condiciones para que la gente vaya y se sienta cómoda”, dijeron.

La memoria se ejercita con el cerebro. Pero también con el corazón. Y eso se puede comprobar en el trabajo que lleva a cabo desde hace 3 años y medio un grupo de fanáticos de Osvaldo Morresi para restaurar y preservar el monolito erigido en homenaje al Pato y a su acompañante Jorge Marceca.

El lugar donde se venera al sampedrino se encuentra en el Camino Costa Sud, a 1300 metros de la ruta 36, en La Plata. Fue el sitio donde el Chevrolet de Turismo Carretera de Morresi sufrió el accidente de aquel trágico 27 de marzo de 1994, en el semipermanente “19 de Noviembre”.  

El Grupo Monolito Osvaldo Pato Morresi Oficial nació como respuesta colectiva al estado de abandono en el que había caído el lugar. Está integrado por 11 hombres y mujeres, “desde los 13 hasta los 71 años de edad”, le contó Julián Bisignano, uno de ellos, a SoloTC. Su primera acción se concretó el 18 febrero de 2018. 

Decidimos como agrupación aportar nuestro grano de arena para un piloto que fue nuestro ídolo. El objetivo es tenerlo en condiciones para que la gente vaya y se sienta cómoda. Es un gusto mantener viva la memoria del Pato y de Jorge”, señaló Francisco Rojas, otro de los miembros del grupo. 

La tarea de reconstrucción

La obra de restauración comenzó por la vieja chicana Nº 5 del semipermanente, ubicada a unos 100 metros del monolito. “Hicimos una limpieza integral porque era un basural. Había animales muertos, restos de verduras por las quintas que hay en el lugar, unos 7 u 8 autos incendiados, escombros. Se repintaron los pianos y cerramos la chicana con gomas”, evocó Rojas.

El grupo habló con los vecinos de la zona para que tiren más basura en la chicana y el pedido surtió efecto. Algo a lo que también ayudó que la policía empezara a patrullar más la zona. Una vez reacondicionada la chicana, los trabajos se centraron en el sector del monolito.

Cortamos el pasto, que estaba muy crecido; repintamos los ladrillos del monolito, rearmamos a nuevo el baño que había y pusimos el cartel que dice ‘Pato Morresi’ que nos cedió la agrupación Chevy Trucks de La Plata”, sostuvo Rojas. 

Colocamos barandas y una fila de 10 cubiertas pintadas con los colores de su última Chevy y un cartel de señalización en la ruta 36, llegando a la horquilla. Hoy en día el lugar cuenta con 4 mesas con silla y un chulengo para hacer asado”, acotó Bisignano.

Chicana del Monolito de Morresi
La restauración de la chicana que está a unos 100 metros del monolito demandó un gran trabajo.

Por Morresi, todo al pulmón

Es digno de mencionar que el Grupo Monolito Osvaldo Pato Morresi Oficial lleva a cabo su apasionada labor sin recibir aportes fijos. “Todo lo hacemos a pulmón. Es tiempo que podríamos dedicarle a nuestras familias o a otras cosas, pero lo invertimos en el monolito porque nos gusta”, manifestó Francisco Rojas. 

La única ayuda externa que tuvimos fue de Hugo Mazzacane, que nos dio 60 litros de pintura en diciembre de 2019. Fierreros de Cañuelas también colabora con nosotros. Son los que hicieron la réplica de la Chevy Nº 5 y la trajeron en el homenaje que hicimos el mes pasado”, añadió. Alejandro ‘Carna’ Villalva, uno de los que trabajó en la réplica, integra ambos grupos.

Esa falta de apoyo económico hace que el grupo tenga que extremar los esfuerzos para contar con los elementos necesarios. Así fue organizaron una rifa para comprar una máquina que les permitiera cortar los 200 metros de pasto aledaños, que es lo que más trabajo demanda. Ahora, en tanto, están tratando de conseguir una desmalezadora o una máquina naftera.

El trabajo es constante: cada vez que un miembro del grupo tiene un tiempo libre, se acerca al monolito para realizar el trabajo que se necesite. El miércoles pasado, por caso, uno cortó el pasto. Y el último fin de semana, una parte del grupo renovó las placas que adornan el monolito propiamente dicho.  

Víctimas del vandalismo

El cuidado del monolito tiene como gran desventaja que está en una zona poco transitada. “Si estuviera en la ruta 36, por ejemplo, sería más fácil de mantener. Pero acá, si quieren hacerle daño, lo pueden hacer”, le dijo Francisco Rojas a este medio. Y lamentablemente esto sucedió en 2019.  

Fue vandalizado por completo: rompieron los carteles, sacaron todas las gomas. Cuando lo vi me agarró una angustia terrible. No entendemos por qué esa maldad. Aparentemente a alguna agrupación hemos molestado. Pero nunca dimos el brazo a torcer, fue como una prueba”, indicó.  

En un fin de semana lo pudimos poner nuevamente en condiciones. Y hoy por hoy va mucha gente a disfrutar del lugar. Incluso llevan baldes para regar las plantas que hay. Ese tipo de colaboraciones se agradece un montón”, describió Rojas. Para evitar que el vandalismo se repita, el grupo entabló relaciones con gente del lugar, que “cuando ven que pasa algo raro nos avisa”. 

Primer plano del Monolito de Morresi
El fin de semana pasado se renovaron las placas que adornan el monolito propiamente dicho.

El apoyo de la familia Morresi

Siempre que hacemos algún homenaje, Paula Morresi, la hija del Pato, y la gente del Museo nos acompaña. Y para nosotros es más que importante. Como grupo estamos muy agradecidos de que nos haya dado el apoyo para hacernos cargo del monolito”, expresó Francisco Rojas

Cuando empezamos con esto, nos comunicamos con ella y nos contó que le enviaban fotos de cómo estaba. Nos dijo que hasta tuvo ganas de que lo destruyeran, porque es el lugar donde se mató el padre y por las condiciones en las que estaba”, agregó. En realidad, lo que Paula deseaba era que “algún grupo tuviera continuidad en la tarea de preservación del monolito”.    

El Grupo Monolito Osvaldo Pato Morresi Oficial se postula para esa labor con orgullo y pasión y sin pedantería. “Yo sé que no menos de 7 agrupaciones han pasado por el monolito y está bárbaro que cada una haya hecho su aporte, pero ninguna tuvo continuidad. Nosotros vamos por los 3 años y creo que vamos a estar muchos más”, concluyó Rojas.

Artículos relacionados

Volver al botón superior