Historia

TC: la infartante definición del campeonato 1994

Cinco candidatos al título encerrados en 6 puntos, despistes, golpes y un diluvio como protagonista. El marco de la definición del campeón de Turismo Carretera 1994, una de las más recordadas de la historia.

Al leer esta nota, muchos recordarán haber estado ese domingo 11 de diciembre en el autódromo de Buenos Aires. Otros, en cambio, habrán visto la carrera por televisión, o escuchado por la radio. Todos coincidirán en que la definición del campeonato 1994 de Turismo Carretera fue una de las más emocionantes de la historia teceísta.

Bajo el formato original de 16 fechas, a esa última competencia en el coliseo porteño llegaron 5 pilotos con reales chances matemáticas de consagrarse. Johnny De Benedictis (Ford), líder del certamen con 209 puntos, seguido por Walter Hernández (Ford), a 2 unidades, Emilio Satriano (Chevrolet) y Eduardo Ramos (Ford) a 4, y Fabián Acuña (Ford) a 6.

Los 5 contaban con al menos 1 victoria a lo largo de la temporada. Pero Hernández –campeón en 1993- fue el más ganador con un total de 4 triunfos, y a lo largo del torneo se convirtió en el favorito a revalidar el título. Pero, ante su negativa de correr en la ruta tras la muerte de Osvaldo Morresi ocurrida en la 3ª fecha en La Plata, fue suspendido por 1 fecha. “Por esa decisión perdí un campeonato, pero prioricé otras cosas que tienen mucho más valor”, le dijo a SoloTC.

En la prueba de clasificación, los 5 candidatos quedaron encerrados dentro del segundo de tiempo, en los 11 primeros puestos. La pole position fue para Ramos. Hernández quedó 2º, Acuña 7º, De Benedictis 10º y Satriano, el único candidato que tenía Chevrolet, se ubicó 11º.

Ante un autódromo colmado, Ramos se impuso en la 1ª serie seguido por De Benedictis. Hernández ganó la 2ª luego de un dominio inicial de Satriano, quien finalmente terminó retrasado con fallas en el motor, situación que lo alejó de la pelea. Mientras que la 3ª quedó en poder de Juan María Traverso (Chevrolet), que se convertiría en uno de los grandes protagonistas de la jornada, aunque sin posibilidades de terciar en la pelea por la corona de campeón.

Chevrolet de Traverso 1994
Traverso se llevó la victoria en una carrera inolvidable. (Historia TC)

Póker de candidatos, lluvia y definición para el infarto

Una vez disputadas las 3 selectivas, De Benedictis se mantuvo al frente de la tabla de posiciones con 213,5 puntos, seguido por Hernández a 1,5 unidades, Ramos a 3,5 y Acuña a 6,5. Satriano, sin poder largar la Final, se despidió definitivamente de la  temporada 1994.

Hernández picó en punta en la Final seguido por Ramos y De Benedictis, mientras que Acuña saltó al 5º puesto. Con estas posiciones, el campeón era nuevamente el piloto de Nicanor Otamendi. Sin embargo, a lo largo de las 20 vueltas pasó de todo. Con el agregado de un condimento especial: la lluvia.

En la 5ª vuelta se produjo un golpe de escena: Hernández y Ramos pelearon mano a mano y al límite del roce por el 1º puesto, pero ambos perdieron velocidad y fueron superados por Vicente Pernía (Ford). Atrás de ellos, Acuña entró en trompo y De Benedictis se despistó. Bajo esas circunstancias, ambos se despidieron del campeonato.

Ramos se consagró campeón sumando 225 puntos. Lo siguieron De Benedictis, a 10 unidades, Hernández a 12, Acuña a 18,5 y Satriano a 20.

Frente al nuevo panorama, Ramos pasó al frente de la tabla de posiciones con apenas 1 punto de ventaja sobre Hernández. La tensión flotaba en todo el “Gálvez”. Lalo saltó a la punta unos giros más tarde y comenzó a encarrilar su consagración. Pero llegó la lluvia tan temida, esa que había amenazado durante toda la jornada. Se desató un diluvio que aportó la cuota de dramatismo que faltaba.

Eduardo Ramos abajo del auto luego de chocar en Buenos Aires
Ramos cruzó la meta y chocó contra el guardrail. Se consagró con 10 puntos de ventaja. (Historia TC)

Ramos hizo hasta lo imposible por intentar mantener el Ford naranja en la pista. Mientras tanto, Traverso se  metió en la pelea por la carrera al superar a Pernía y Hernández quien en la lucha por mantener el puesto sufrió un despiste que lo relegó al 5º puesto.

A esa altura, Ramos logró estirar la ventaja en los puntos. Sin embargo, con una condición de pista cada vez más complicada, perdió 2 puestos superado por Traverso y Pernía. Sin embargo, logró sostener la punta del campeonato, beneficiado además porque luego de un toque al Dodge de Guillermo Del Barrio, Hernández cayó más atrás del puesto 20º.

Frente a esa situación, lo único que necesitaba Ramos era sostenerse adentro de los límites del trazado para consagrarse campeón. Una tarea más que compleja por la gran cantidad de agua que había en la pista. Los últimos giros fueron dramáticos. Con Traverso cortado en la punta, Lalo sufrió un despiste a la salida de la horquilla en plena lucha con Pernía por la 2ª posición.

Sin embargo, el piloto de Mechongué no solo volvió a la pista sino que además pudo superar al Tano. Así, como pudo, con el auto tambaleándose entre la pista y las banquinas llenas de barro, llegó con lo justo a cruzar la meta. Tanto que una vez que le bajaron la bandera a cuadros, perdió el control del auto y se pegó contra el guard rail del ingreso a la recta principal. Pero a esa altura todo pasaba a ser anécdota, porque ya era el nuevo campeón del Turismo Carretera.

Artículos relacionados

Volver al botón superior