Turismo Carretera

TC: Homenaje a Mouras y su mítico 7 de Oro

Un hincha de Roberto Mouras construye una réplica del histórico Chevrolet 7 de Oro. “Será mi humilde homenaje al Toro”, le contó Alejandro Plá a SoloTC.

A 28 años de su muerte, Roberto Mouras sigue presente en la memoria popular. Todo aquel que se identifique como teceísta lo recuerda: sus hinchas con ese amor incondicional, y quienes no lo fueron, con el respeto que supo ganarse. Hay quienes también lo tienen presente a diario. Como el caso de Alejandro Plá, que está construyendo una réplica del famoso 7 de Oro, el auto emblema de Mouras.

Alejandro tenía 16 años cuando el Toro perdió la vida en el semipermanente de Lobos. Pero aún siendo un adolescente recuerda cómo lloró ese día. “Es que para los hinchas de Chevrolet, Mouras era más que un piloto, era nuestro emblema, a veces es difícil explicarlo. Cuando veo videos suyos me sigo emocionando”, le contó Alejandro a SoloTC.

El proyecto lo inició junto a su padrino Luis Zylstra, quien en realidad fue el que tiró la idea sobre la mesa. “Un día vino y me dijo: ‘¿Si compro una Chevy hacemos una réplica?’. Por supuesto que le dije que sí, y en el primer auto en el que pensamos fue en el 7 de Oro de Mouras. Porque somos fanáticos del Chivo y porque no hace falta decir lo que fue Mouras para el Turismo Carretera”, resaltó.

Réplica de la Chevy de Mouras.

Después de un tiempo de búsqueda, lograron adquirir una Chevy modelo ’72 bastante desmejorada. “Nos llevó un tiempo porque teníamos que conseguir un auto que estuviera a la altura de nuestras posibilidades económicas, porque nosotros somos gente de laburo. Hace más de 1 año y medio que arrancamos”, describió Plá, oriundo de Tres Arroyos.

Con el proyecto en marcha, lograron armar el motor, consiguieron una trompa de un Torino de esa época que deberán readaptar, la torreta y un carburador del histórico Rubén Berdejo y otros tantos elementos más. “Tengo que fabricar las butacas y conseguir las gomas, pero todo cuesta tiempo y plata”, explicó. La idea es que de acá a fin de año el auto pueda estar montado en sus 4 ruedas. Ese es el objetivo inmediato.

“Cuando el 7 de Oro ganó las 6 carreras seguidas y peleó el campeonato en 1976 yo tenía 2 años. Pero crecí con las historias de ese auto que mi padre y mi padrino me contaron. Fue un auto tan emblemático que con el paso de los años se convirtió en una pasión para mí, aún cuando nunca lo vi correr. Por eso quiero armarlo le mejor posible, ese será mi humilde homenaje al Toro…”.

Big data

Ariel Caltana

Jefe de redacción de SoloTC.

Artículos relacionados

Volver al botón superior