Historia

Sinelli, un entusiasta del TC

Raúl Sinelli compitió en épocas de plena transición en el Turismo Carretera. Logró 2 victorias y dejó su sello en la categoría. El expiloto repasa los momentos claves de su trayectoria en la “máxima”.

Raúl Sinelli (62 años) formó parte de una época añorada del Turismo Carretera, entre 1991 y 2007. Vivió la era de los semipermanentes y el desembarco definitivo a los autódromos. Atravesó la frenética evolución de los autos. Vio de cerca el accidente fatal Osvaldo Morresi en La Plata en 1994 y también estaba en pista cuando se mató Roberto Mouras. El Ford con el que logró sus 2 triunfos en la categoría está en el Museo del TC en el autódromo de La Plata. Su primer éxito se vio eclipsado por coincidir con la coronación de Guillermo Ortelli en 2000. Y tuvo injerencia en la histórica y polémica definición de la carrera de Rafaela 2004.  Acá, su historia.

Sinelli formó parte de la generación de pilotos que, para debutar en TC, tenía que rendir una prueba de suficiencia en el autódromo de Buenos Aires. “Fuimos 17 pilotos, tenías que hacer un porcentaje establecido del mejor tiempo, creo que lo había logrado Oscar Castellano o Roberto Mouras. No fuimos muchos los que aprobamos, Walter Alifraco, el “Pichi” Iglesias y Guillermo del Barrio fueron otros de los que pasaron la prueba”, recordó Raúl sobre el exámen previo a su primera carrera en la “máxima” el 7 de abril de 1991 en el “Gálvez” porteño. “Antes era mucho más a pulmón arrancar como lo hice yo, con la gente de la Auto Peña Ciudad de Pergamino y el equipo Solmi Competición”, agregó en diálogo con el diario La Opinión de Pergamino.

Sus victorias

Sus 2 victorias fueron con Ford. (Ángel H)

Logró 2 victorias en la popular categoría. La primera fue el 29 de octubre de 2000 en 9 de Julio, en su carrera número 121 y con 42 años. “Me costó lograr mi primer triunfo porque era un TC muy competitivo como lo es hoy también.  En ese entonces competía con el equipo Jeluz con los primos Gentile, atención de Walter Alifraco y los motores de Johnny de Benedictis”, rememoró Sinelli.  

Ese día, su logro quedó en cierta forma eclipsado por la consagración de Ortelli, pero igual tuvo su reconocimiento local. “Salió campeón Guillermo y no tuve mucha repercusión, son cosas que pasan… Pero la repercusión la tuve acá en Pergamino, que me recibió como un ídolo, me acuerdo que en el micro vino un periodista local que transmitió por radio casi todo el viaje, y recorrimos la ciudad desde el Segundo Cruce hasta el centro. Son momentos que no te los olvidás jamás en tu vida”, le contó a La Opinión.

Debutó en el TC el 7 de abril de 1991 en Buenos Aires con Ford y se retiró el 9 de septiembre de 2007 en 9 de Julio con Dodge. Sumó 187 participaciones, 2 victorias, 5 series, 1 pole position, 8 podios y 3 récord de vuelta.

El segundo logro fue el 4 de noviembre de 2001 en Buenos Aires, tras una lucha sin cuartel con Rafael Verna. “El de Buenos Aires fue algo muy especial, había 60.000 personas, sentís el calor de la gente en las tribunas, el momento del podio”, explicó.  El Ford con el que Sinelli alcanzó sus 2 triunfos actualmente está en el Museo del Turismo Carretera en el “Mouras” platense. “Ese auto después que lo dejé, lo empezó a correr el “Pato” Silva en el equipo JP Racing y en 2003 ganó en Paraná la carrera 1000 del TC, por eso está hoy en el museo del autódromo de La Plata”, advirtió el piloto de Urquiza.

La polémica de Rafaela

El 5 de septiembre de 2004, quedó envuelto en la polémica y discutida definición de la carrera de Rafaela. Esa Final, marcada por el accidente múltiple que dejó muy golpeados a Emanuel Moriatis y su acompañante, se definió por suma de tiempos y generó discordia sobre la disputa por el triunfo entre Ernesto Bessone y Ariel Pacho.

Bessone al frente del pelotón, escoltado por Sinelli y detrás Pacho en el final de Rafaela 2004. (J. Marchesin/SoloTC)

En el último ingreso del AS, Sinelli (Dodge) quien se ubicaba delante de Pacho en la pista pero detrás en la clasificación, hizo lento el tránsito detrás de Bessone y éste logró descontarle la diferencia que tenía el chubutense para quedarse con la victoria. “Yo hice lo que tenía que hacer. Me mantuve a siete metros de Bessone y fui a 4.000 revoluciones como lo indica el reglamento. Pacho está enojado conmigo porque se le escapó la victoria, pero no fue por culpa mía”, le dijo ese día Sinelli a SoloTC, tras bajarse del 3° escalón del podio.

El TC de ayer y de hoy

Sinelli corrió su última carrera de TC a los 49 años, el 9 de septiembre de 2007 en 9 de Julio,  con un Dodge de Jorge Alifraco. Transitó épocas con diferencias muy marcadas dentro de la categoría. Desde aquel amateurismo hasta la imposición del profesionalismo. 

“Era todo a pulmón y hoy no es así, la categoría se maneja con estructuras muy importantes, con mucho dinero en juego, los pilotos son profesionales; en cambio nosotros trabajábamos en el taller hasta la noche, cargábamos el colectivo, yo iba manejando el micro, hacíamos de cocinero, mecánico, piloto y de lo que fuese. Hoy es todo mucho más profesional”, comparó.

Con Dodge, en 2004. (J. Marchesin/SoloTC)

“Mirando carreras de esos años noto que eran más interesantes, no sé si porque los autos no estaban tan sobredimensionados como ahora en las suspensiones y gomas. Si largabas 10º o 12º y hacías una carrera prolija y cuidabas las gomas, podías llegar al podio o hasta ganar. Me acuerdo que el “Chueco” Romero largó 14º y ganó, Fabián Acuña también, y ahora si no comete un error el que va adelante es muy difícil pasar. Es como que se hace un sendero y van uno detrás del otro”, cerró Sinelli, que desde su última participación no volvió a pisar un autódromo para presenciar una carrera de Turismo Carretera.

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior