HistoriaTurismo Carretera

Las historias del primer auto de Traverso

Juan María Traverso le contó a SoloTC detalles inéditos sobre Liebre 1 y ½ con la que debutó en el Turismo Carretera y logró su 1ª victoria. Imperdible.

Juan María Traverso debutó en el Turismo Carretera (y en el automovilismo) con una Liebre 1 y ½ con la que logró -también- su 1ª victoria. Ese auto fue la piedra fundamental de 35 años de trayectoria de unos de los deportistas más importantes de Argentina. 

Esa Liebre 1 y ½ anteriormente la habían usado Carlos Pairetti, Néstor García Veiga, Andrea Vianini y Mauricio “Marito” García, que fue quien se lo cedió para que haga su primera incursión en el automovilismo deportivo. Y el Flaco, la agarró con todas las evoluciones que le habían aplicado…

Cuando recibí el auto era un injerto de cosas. De Torino tenía muy poco porque no era un auto de fábrica, sino de los que hacía Pronello en su taller. De Torino tenía el techo y algunas medidas. Incluso tenía un motor Chevrolet -ya que en esa época se permitía ponerle cualquier impulsor a los autos- con 3 carburadores; uno de los carburadores iba dentro del habitáculo y se podía cambiar los chicleres desde ahí. Ese motor Chevrolet lo preparaba el ingeniero Joseph”, le contó JMT a SóloTC sobre el auto con el que debutó en el automovilismo. 

“Pero cuando yo iba a empezar a correr cambió el reglamento y le tuve que poner un motor Torino que le compré a Berta. Como consecuencia hubo que llevarlo a Villa María para que Pronello lo reformara, porque una de las características de ese auto era que tenía el motor desplazado y por el torpedo que tenía no entraba el de Torino”, recordó el Flaco.

El Flaco a bordo del Torino en el GP de la Montaña del ’71, su 4ª carrera en TC. (Armando Contreras)

“Pero hubo que hacerles varias reformas. Atrás de la butaca había un tanque de fibra que llevaba 350 litros de nafta. En el primer lomo de burro que agarrabas se fisuraba y después venías con los pies empapados en combustible toda la carrera. Encima se cargaba la nafta por el techo, ya que tenía una extensión hasta arriba y una tapa que se levantaba para recargar. Era una bomba de tiempo”, agregó Traverso, que hizo poner el tanque en el baúl. 

Sabido es que el paso de JMT por el automovilismo quedó regado de historias. Y, como no podía ser de otra manera, el primer auto que usó para correr tiene reservado un capítulo. Fue cuando llevó la Liebre a Villa María para que Pronello lo reformara. 

“Yo tenía una camioneta Gladiator y enganché el auto con una lanza para llevarlo a Córdoba. Pero resulta que cuando pasábamos por el Río Carcarañá se me desenganchó y se me cayó al agua. ¡Lo tuvimos que sacar con una grúa!… Pero eso no es todo. Le dejé el auto a Pronello para que me lo adaptara y justo tuvo un problema judicial por el que le embargaron el taller con mi auto adentro… No me quedó otra que ir, desarmar unas chapas del fondo del galpón y llevármelo. Mirá si he tenido que hacer cosas por el automovilismo. Ahí me tendría que haber resignado y no iniciar mi carrera deportiva”, dijo entre risas Traverso.

Finalmente, el Flaco hizo su debut en el Turismo Carretera el 31 de octubre de 1971, en Pergamino, a bordo de la Liebre I y ½ naranja con el número 71 en sus laterales. En 1972 JMT afrontó un año importante para su carrera deportiva consiguiendo sus primeros logros a bordo del Torino. En la 4ª fecha logró su primer podio al arribar 2° detrás de Ford oficial de Nasif Moisés Estéfano en la exigente y peligrosa “San Juan-Calingasta”.

Traverso (a la izquierda) en la largada de la Vuelta de 25 de Mayo de octubre del ’72 cuando logró la 1ª de sus 46 victorias en TC. (Armando Contreras)

Me habían prestado un camión de helados para llevar el auto hasta San Juan. La duda era si el coche entraba o no, pero como yo me fui antes para hacer la ruta y no lo supe. El tema es que nos cruzamos con el equipo en el camino y me puse contento porque aparentemente habían podido cargar el auto. Pero me dijeron que lo traían de remolque… ¡y atrás no había nada! Al rato apareció un hombre diciendo que un coche de carrera estaba tirado contra el alambrado a unos 100 kilómetros de ahí. Lo fuimos a buscar y pudimos largar”, recordó el Flaco, con una anécdota más, aquella carrera.

Mientras que el 29 de octubre de 1972, casi 1 año después de su debut, con solo 11 carreras a cuestas y con 21 años, Traverso consiguió su primer triunfo en automovilismo a bordo del Torino durante la Vuelta de 25 de Mayo. 

El Torino fue restaurado por la Escuela Técnica de Villa Ramallo y hoy se expone en El Galpón del Flaco.

Puntapié para una trayectoria que cerró donde la empezó, en el Turismo Carretera el 5 de agosto de 2005 en Olavarría, compitiendo con Torino. Atrás quedaron 16 títulos (6 de ellos de TC), 145 victorias (46) y 770 carreras.

JMT conservó ese auto, que hace unos años restauraron alumnos de la Escuela Técnica de Villa Ramallo, y hoy ocupa un lugar importante en museo personal que llamó El Galpón del Flaco.

Bonus track

El flaco nos cuenta su inicio en el turismo carretera con el #Torino.Ese auto fue el que le dió comienzo a la gran historia automovilista de nuestro ídolo. El cual se armo en su casa, dónde hoy se puede ingresar a #elgalpondelflaco #villaramallo

Posted by El Galpon Del Flaco on Wednesday, September 11, 2019

Artículos relacionados

Volver al botón superior