TC Mouras

TCM: Ezequiel Baldinelli, un debutante con pasado en el TC

El piloto de 36 años, que supo correr en la “máxima” entre 2004 y 2006, regresa al automovilismo luego de casi 7 años de no competir como titular. Correrá con el Ford que utilizó el “Tano” Frano en 2020. “Sufrí mucho el hecho de estar parado”, le dijo a SoloTC.

Ezequiel Baldinelli (36) pondrá fin a casi 7 años de inactividad cuando este fin de semana, en el Autódromo de La Plata, debute en el TC Mouras. La última aparición como titular del piloto nacido en Villa Martelli (Gran Buenos Aires) fue el 30 de marzo de 2014, con el TC2000, también en el “Roberto Mouras”.

El subcampeón 2002 de la Clase 2 del Turismo Nacional  correrá con el Ford del Forte Sport, propiedad de Leo Forte. El mismo que Matías Frano utilizó en 2020. El encargado del chasis será Juan Manuel Bouvier y los motores serán preparados por Gustavo “Charo” Álvarez

Un sponsor que me conoce hace mucho me propuso volver y dije que sí automáticamente. Siempre quise volver, las ganas de correr y las esperanzas de retornar se mantuvieron intactas durante todo este tiempo”, le dice Baldinelli a SoloTC. Este ansiado regreso le restará algo de dedicación a la confitería que tiene en Munro en sociedad con Ramiro Alcaine, histórico piloto del Turismo Pista.

El camino al Turismo Carretera

Con pasado en el Súper TC2000, el Turismo Nacional, el Top Race, la Fórmula Renault e incluso el Turismo Carretera, llamó la atención que Ezequiel reanude su campaña en el TCM. “Ni siquiera intenté preguntar si podía ir directamente al TC o al TC Pista. Mi decisión es arrancar tranquilo en el TC Mouras. A veces hay que bajar a la ‘B’ para volver a subir con más fuerza”, admite. 

Ford TCM Frano 2020
El Ford con el que Frano fue 9º en el torneo 2020 de TCM. El “Tano” acompañará a Baldinelli en su debut. (ACTC)

Baldinelli cuenta que aspira a volver a la “máxima”. Sin embargo, no se apresura. “Si bien soy competitivo y siempre quiero andar adelante, también soy consciente de mi inactividad y de que en este momento no estoy para el TC. Por eso me tomaré un tiempo para adaptarme a la categoría, después veré hasta dónde podré llegar”, sostiene. 

También destaca que “la ACTC hizo una escalera espectacular. Si te sale todo ‘redondo’, en 3 ó 4 años llegás al TC”. Como resultado, Baldinelli destaca que “hay varios pilotos jóvenes que son rápidos y saben lo que hacen. Se viene una camada muy buena”. Y pone como ejemplo a Diego Ciantini, que “anduvo muy bien el año pasado en el TC”. 

Baldinelli y sus objetivos en el TC Mouras

El Fort Sport trabaja en el Ford que usará Ezequiel.

Voy a disfrutar”, anticipa Ezequiel cuando SoloTC lo consulta sobre sus expectativas para 2021. “Corrí en muchas categorías y pasé por muchas presiones en el automovilismo, de todo tipo. Con el tiempo, cambió mi forma de encarar el automovilismo. Tengo muchas cosas sobre la espalda, de las buenas y de las malas. Pero la pasión y las ganas son las mismas”, advierte.

Por lo tanto, dice, “cuando me ponga el casco el jueves, voy a estar feliz de nuevo. Bah, ahora estoy feliz con este regreso. Si logro un buen resultado, estaré más feliz. No tengo muchas carreras sobre este tipo de autos, pero creo que la calma que te da la experiencia me puede ayudar. Y si no me va bien, lógicamente estaré amargado pero no desahuciado como estaba antes”, añade.

El dolor de la inactividad 

Baldinelli en su debut en el TC en el autódromo de Buenos Aires, en septiembre de 2004. (SoloTC)

La palabra “desahuciado” no es casual y alude a una campaña deportiva signada por la falta de continuidad. Debido a que muy pocas veces pudo disputar una temporada completa en el automovilismo nacional. “Nunca tuve alguien que se ocupe de mi carrera y que me guíe, y yo no soy muy canchero para eso”, señala Baldinelli. Por lo cual “muchas veces aparecían oportunidades -explica- que después no se concretaban”. 

Sufrí mucho el hecho de estar parado. Fue difícil. Me costó un par de años procesar el enojo y entender la situación. El tiempo cura aunque las cicatrices quedan. Pero también me permitió ser agradecido con todo lo que viví”, agrega Baldinelli. Frente a esto, cuenta que “mi cable a tierra fue el karting, que me permitió mantenerme en forma”.

Esta vez, la historia es diferente para quien, pese a la amargura de no poder competir con regularidad durante casi 7 años, nunca dejó de mirar “todas las carreras”. Finalmente, el anhelo  de volver se concretó y no tendrá que verlas todas por TV. “Espero que el proyecto tenga continuidad y sea a largo plazo. Ojalá dure…”, se esperanza Ezequiel. Con la ilusión bien alta pero los pies sobre la tierra. 

Ezequiel Baldinelli nació el 04/03/1984 en Villa Martelli (Gran Buenos Aires). En categorías de la ACTC sólo corrió en el TC. Debutó el 26/9/2004 en Buenos Aires, con un Chevrolet del Emilio Satriano Sport. Con ese auto disputó 4 carreras. Volvió en 2006, con la Chevy del W Racing (luego HAZ Racing Team). Fueron 5 carreras. En total, registra 9 participaciones en TC. La última fue el 30/4/2006 en Balcarce y su mejor resultado, el 25º puesto en Comodoro Rivadavia 2006.

Artículos relacionados

Volver al botón superior